jueves, 2 de marzo de 2017

La entrevista que me hicieron en Neurok charlando de la educación de hoy en día

El otro día tuve la gran suerte de ser entrevistado por Neurok, una página web de educación, innovación y formación online.

https://neurok.es/es/blog/la-inteligencia-emocional-deberia-ser-una-asignatura?platform=hootsuite


Estuvimos hablando de la educación del futuro, de las nuevas tecnologías, de porqué escribí mi libro, de Inteligencia Emocional, de la formación del profesorado y muchas cosas más.

Muchas gracias a Jaime Lázaro por esa charla tan amena e interesante.

Aquí os dejo un trozo, si queréis leerla al completo podéis pinchar aquí:

Pablo Gómez Sesé es un joven profesor que está luchando por cambiar el paradigma educativo desde su aula, a través de la diversificación de herramientas, tratando de implementar a sus clases todos las innovaciones que tiene en su mano. Se formó en Ingeniería Informática, pero descubrió que su pasión no estaba en pasar horas frente a la pantalla de un ordenador, por lo que decidió, tras años de experiencia trabajando como profesor particular, cambiar su oficio por algo que de verdad le llenara: la educación y formación de jóvenes. Después un periplo por diversos tipos de centros, sin las herramientas que debería haberle proporcionado el Máster del Profesorado, Pablo se decidió a escribir un libro en el que se recogieran sus experiencias, tanto positivas como negativas, que pudieran ser de utilidad para presentes y futuros maestros. Las aventuras de un profesor novato, editado por la Esfera de los Libros, es una obra imprescindible para todos aquellos educadores que no proceden de Formación del Profesorado. Compagina su trabajo como profesor (y escritor) con su labor como conferenciante comprometido con el cambio educativo, pasión que plasma en su bitácora El blog que te hará pensar.

NeuroK: ¿Desde siempre supiste que te querías dedicar a la docencia?

Pablo Gómez Sesé.: “Yo no he tenido la típica vocación, como siempre cuento en mis charlas, de querer ser profesor desde niño. Soy ingeniero  informático, empecé a estudiar porque me gustaban los videojuegos y al empecé a hacer prácticas y trabajar no me gustaba demasiado, no me llenaba; era muy frío y no me gustaba estar con el ordenador todo el día. He dado muchas clases particulares y el gusanillo del contacto con los adolescentes me gusta. Pero no es la típica vocación. No gano ni de cerca lo que podría ganar como informático pero me llena mucho.

NK: ¿Y cómo fueron esos inicios?

P.G.S.: “Siempre me había picado la curiosidad de enseñar, había dado muchas clases particulares. Cuando dejé mi trabajo, empecé el máster de profesorado, que la verdad no fue muy bueno, hay muchas cosas que mejorar. Y tuve mi primer contacto con la docencia en el mismo instituto en el que yo había estudiado. De ahí pasé a la Inmaculada de Hortaleza haciendo una sustitución”. De ahí pasé a un colegio de Vallecas para hacer una sustitución de una chica embarazada, en el que había algunos niños con familias desestructuradas y que arrastraban algunos problemas. También tuvo sus complicaciones, pero bueno, daba matemáticas e informática y, además, era tutor, lo que me gustó mucho pues te conviertes casi en un pseudo padre para ellos. Seguí echando CV y tuve la suerte de que me contrataron donde estoy ahora, que es el colegio de Estrella Toledano en Alcobendas, donde llevo 7 años ya”.


La entrevista completa.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada