National Geographic Banner

National Geographic Oferta

jueves, 4 de abril de 2013

Carta al ministro de Educación Jose Ignacio Wert

Querido Ministro:

Lo primero me presento, soy Ingeniero Informático y ejerzo como profesor de Instituto. Doy las clases de Matemáticas y Tecnología en ESO y BACHILLERATO. Además soy Experto en Inteligencia Emocional y he trabajado mucho con adolescentes en cursos y en clase en estos temas y quería realizarle una petición o al menos que lo piense y me escuche.

Me gustaría que introdujera la asignatura de Inteligencia Emocional en los cursos de Primaria y Secundaria en la nueva ley de educación que está elaborando.

¿Por qué? Porque la base de todo ser humano son las emociones. 

Está bien enseñar Matemáticas, Lengua, Naturales, Historia y demás, pero al final todos somos seres humanos y cuando tengas que trabajar en algo lo que te va a importar es si estás enfadado con tu novia, si tu perro se ha muerto o si al venir al trabajo me ha pitado un hombre y no se me va de la cabeza que la he cagado y no me perdono fallar porque soy muy exigente.

La clave de todo está en las emociones y todo se reduce a eso. Hay estudios que demuestran que la gente que rinde más en el trabajo es la que es más feliz y mejor ambiente de trabajo tiene, aunque haya directivos que no piensen así y crean que eso es contraproducente.

Si estamos educando a niños para el futuro, yo como profesor, se me queda coja la educación que hay hoy. Quiero educar en valores a los niños de hoy en día, a gestionar sus emociones, a gestionar el enfado con su amigo, a tener habilidades sociales, a ponerse en el lugar del otro cuando le pillan copiando por mi culpa, a ayudarle cuando me pide ayuda con los deberes de mañana, etc.


Piénselo usted señor ministro, ¿cuántas dudas tenía en la cabeza cuando era adolescente? Y lo peor era que nadie se las resolvía...

Ellos lo están pidiendo a gritos...en cuanto les hablo de algo relacionado con la Inteligencia Emocional dejan lo que están haciendo y se quedan absortos escuchándome...son cosas que les pasan por la cabeza y sienten en sus carnes pero nadie es capaz de solucionarles estas cosas que piensan y dudan. Nadie les da respuestas y son temas que nadie les enseña, ni si quiera sus padres.

¿Cómo está el país señor Ministro?

La gente pesa las naranjas y marca manzanas, se come una  bolsa de patatas en el súper y no la pasa en la caja, no cede el paso no dice si le dan mal las vueltas en el restaurante...y esas pequeñas cosas son las que hacen la base de un país. Porque si como padre no le digo a la dependienta que se ha equivocado con la vuelta que me ha dado, eso mismo estoy enseñando a mi hijo, a ROBAR. Aunque luego le diga que está muy mal eso y que no se hace, pero luego yo lo hago delante suya y los seres humanos aprendemos por imitación y si mi hijo me ha visto hacerlo, cuando él pueda lo volverá a hacer. 

La base de un país es ésta señor Wert, de nuestro país que es un país de fiesta, botellón, gran hermano y wasap.

Todo esto sólo se puede cambiar de una forma que se resume en una palabra: EDUCACIÓN.

Usted tiene la oportunidad de cambiar y de innovar y ser el primer país que implanta la Inteligencia Emocional como asignatura en su programa educativo, no la desaproveche.

Hay en ciertos colegios en los que se está implantando la asignatura y está dando unos resultados espectaculares, tanto a nivel social como a nivel académico. Pero estamos haciendo la guerra por nuestra cuenta...cada uno hace lo que puede en su colegio. Si se implanta en el curriculum todos los colegios tendrán que darla y por lo menos, nosotros desde lo que podemos hacer para cambiar el país, pondremos nuestro granito de arena.

Déjense de si damos más horas de tal o de pascual, de cambiar el nombre a la "Educación para la ciudadanía" o como leches se llame ahora y vamos a realizar un cambio importante en la educación.

Ministro, por último, piense en sus hijos...¿estaría contento con el Sistema Educativo que hay hoy si cuando terminen el colegio no saben gestionar un enfado con su mejor amigo, la tristeza de que le deje su novia o simplemente el llorar delante de sus amigos porque se van a reir de él?

Piénselo por favor, al menos piénselo...

Saludos.

6 comentarios:

Sylvia G. Sánchez dijo...

Hola:estoy de acuerdo contigo al 100%. Si se pudiera firmar esta carta, lo haría con mucho gusto...gracias.

Anónimo dijo...

El señor Wert debería leer esta carta y reflexionar sobre ella.
Tienes toda la razón, la educación es la base.
Como Sylvia, si se pudiera firmar esta carta, lo haría con mucho gusto.
Gracias.

El blog que te hará pensar dijo...

De momento no se puede firmar, pero no es mala idea, de momento lo suyo es que la difundais por donde podáis (facebook, twitter) a ver si llega a alguien que se la haga llegar...quien sabe hoy en día con las redes sociales...

Macose dijo...

Mi granito de arena, ya está compartido en facebook. Un saludo.

El blog que te hará pensar dijo...

Thanks! ;)

Anónimo dijo...

Yo también estoy de acuerdo contigo. Me gustaría que esta iniciativa surgiera de verdad.
Un saludo

Publicar un comentario en la entrada