lunes, 28 de febrero de 2011

Pep Guardiola y el coaching deportivo

Las empresas han encontrado en el método del técnico el mejor ejemplo para motivar a sus trabajadores.
Pep Guardiola ha sabido gestionar a la perfección un vestuario tan grande como el del FC Barcelona.


Sólo unos pocos elegidos nacen bajo el don del liderazgo. El conocimiento se adquiere a lo largo de la vida, sin embargo, la pericia de ser líder y gestionar a un grupo de personas es sólo un talento innato. En esta asignatura no hay duda de que Pep Guardiola se ha ganado el ‘cum laude’. No es la prensa quien ha elogiado la excelencia del técnico catalán, sino el mundo empresarial, quien ha encontrado en el estilo de Pep el mejor ejemplo para motivar a sus trabajadores y lograr sus objetivos.

Desde hace unos años, las grandes multinacionales han confiado sus éxitos en manos de la figura del ‘coach’, una especie de entrenador mental o psicólogo que se encarga de motivar a los trabajadores potenciando su autoconfianza. “Guardiola ha entendido desde el primer momento que todos los jugadores tienen rasgos de personalidad diferentes y gracias a eso se ha convertido en el perfecto gestionador de conflictos”, asegura Carlos Marcos, coach.

Uno de los aspectos más importantes es que Pep “ha sabido cambiar la filosofía de hacer las cosas ‘por narices’ por otra en la que la parte fundamental es la inteligencia emocional para tener ‘feed back’ con los jugadores”.

El especialista tiene claro que el técnico de Santpedor reúne todas las características necesarias en un líder: “Inteligencia emocional para controlar las emociones propias, autoconfianza, poder de autogestión, transparencia, adaptación a las nuevas situaciones, ambición, optimismo, iniciativa, empatía con sus jugadores, capacidad organizativa, intuición, influencia, capacidad para delegar su liderazgo en el campo, habilidad para desarrollar a nivel humano a las personas, no criticar públicamente a los suyos y saber gestionar conflictos, que seguro que los ha habido”.

Marcos explica que es muy difícil encontrar a una persona que reúna todas las características de Pep, por lo que “en cierto modo se ha convertido en un pionero a la hora de mostrar claramente en qué consiste la figura del líder, un papel que en el mundo empresarial es de gran importancia”.

Guardiola ha sabido hacer un grupo, una piña. Y ha conseguido que el equipo reme hacia la misma dirección. Implantar un riguroso código interno con sanciones, reunir a toda la plantilla para viajar al entierro del padre de Juan Carlos Unzué o invitar a todo el vestuario a cenar han sido algunas de sus trucos para mantener a todo el grupo unido.

El ‘coach’ también destaca que “una persona normal no hubiera pensado en un vídeo como el de ‘Gladiator’ para motivar a sus hombres, Guardiola ha conseguido que el jugador lo vea como una ayuda, no como una autoridad y eso no es fácil”.


Incluso un líder nato tiene momentos de debilidad en los que necesita apoyarse en alguien con las mismas aptitudes y cualidades que él. En este sentido, Pep Guardiola no se encuentra sólo en el vestuario del Barça, “entre él y Manel Estiarte hay un claro paralelismo, puesto que los dos fueron grandes jugadores y líderes en sus respectivos equipos”, dice Carlos Marcos quien considera que Estiarte “tiene las mismas competencias emocionales que Pep, sabe escuchar cuando el técnico lo necesita, consigue sacarle todo lo que lleva dentro, le aconseja y le apoya, Guardiola tiene absoluta confianza en él, por lo que Estiarte actua como su ‘coach’ personal”. Entre los dos forman un tándem profesional y humano que ha conseguido aportar al vestuario un equilibrio que hacía mucho tiempo que no se vivía en el Camp Nou.

Noticia sacada de www.sport.es


Aquí, una vez más, vemos lo importante que es tener en cuenta que trabajamos con personas. Que sienten emociones, miedos, inseguridades, preocupaciones, y ante todo hay que atender todas las cosas que necesiten para que mentalmente estén al 100%.
Esto lo podemos aplicar a un profesor, jefe de equipo o cualquier persona que trabaja gestionando grupos.

Me quedo con la frase de que cada persona del equipo ha sabido ver en Guardiola como una persona que les puede ayudar, en vez de una autoridad sin más. Algo que yo espero conseguir como profesor...algún día.

4 comentarios:

Potter dijo...

Pues sí, eso es algo que yo comparto también, por muy autómata que sean algunos trabajos las que lo realizan siguen siendo personas con sus problemas, sus emociones, sus dificultades y a la hora de valorar diversass cosas (salarios, quedarse hasta tarde, vacaciones, cambiar de empresa) muchas veces lo harán por como SE SIENTAN dentro de la empresa y por lo que sientan hacia su jefe

Pablo dijo...

Pues sí Potter, lo fundamental es que trabajamos con eso, personas, y hay que tenerlo en cuenta siempre para cualquier tipo de trabajo.

Anónimo dijo...

Si me imagino, lo quiero ver al Pep en un vestuario de un equipo e la C en Argentina a ver si lo maneja tambien.
Ahi estan todos contentos porque hay plata y el Barca maneja todo el futbol con el poder que tiene. Dejen de mentirle a la gente.

Pablo dijo...

¿Tú crees que no tiene mérito lo que ha hecho con el Barça?

Porque Rijkaard tuvo el mismo equipo y no consiguió nada el año anterior...algo tendrá que hacer bien cuando además consigue que sus futbolistas no se conformen con lo que han ganado (todo) y sigan jugando a muerte cada partido.

Publicar un comentario en la entrada